Algunos de los especialistas de las gestoras de inversión especializadas de Franklin Templeton han analizado sus perspectivas de cara al próximo año. Por ejemplo, en relación a la renta fija global, Ken Leech, Cio de Western Asset, gestora de inversión especializada en renta fija de Franklin Templeton, afirma que «en nuestra opinión, la totalidad de los principales sectores de riesgo en el segmento de la renta fija sufrieron sobreventas significativas durante el episodio de pánico surgido a raíz de la pandemia mundial. Las medidas políticas de apoyo, sumadas a una recuperación considerable, terminarían por beneficiar a todos estos sectores. Reforzamos principalmente nuestra exposición a la deuda corporativa con grado de inversión y de alto rendimiento no cíclico. El otro segmento respecto del que nos mostramos optimistas es el de la deuda emergente».

Leech continúa señalando que «en el futuro intermedio, a medida que se desarrolle el proceso de vacunación frente al Covid-19, la voluntad de brindar apoyo presupuestario a gran escala de forma continuada debería disiparse. A más largo plazo, seguramente se planteará la necesidad de un saneamiento presupuestario, es decir, de subir los impuestos. La naturaleza asimétrica sin precedentes históricos de la política monetaria, especialmente en EE. UU., mantendrá los tipos de interés en niveles extremadamente reducidos durante años».

Siguiendo con la renta fija global, Brian Kloss, gestor de Brandywine Global, gestora de inversión especializada en renta fija de Franklin Templeton, ha asegurado que «los inversores deberían hallar oportunidades en los segmentos de menor calidad del mercado de deuda corporativa, principalmente en los bonos con calificación BBB, BB y B. Los sectores que presentan un mayor sesgo cíclico, como el de automóviles y minería, también resultan interesantes de cara a 2021. Las condiciones económicas subyacentes de la zona del euro plantean riesgos para los inversores que tienen el euro como divisa de base, dado que la moneda única probablemente haya alcanzado un máximo a corto plazo. Los inversores en euros deberían plantearse recurrir a divisas de mercados emergentes más desarrollados».

Renta variable e infraestructuras

En cuanto a la renta variable de EE.UU., Scott Glasser, co-Cio de ClearBridge Investments, gestora de inversión especializada en renta variable de Franklin Templeton, indica que «nos mostramos moderadamente optimistas respecto de la renta variable en 2021. La volatilidad se ha reducido desde las elecciones estadounidenses hasta situarse en un nivel donde no esperamos ver repuntes significativos en el índice VIX, como los que registraron los mercados en las etapas iniciales de la pandemia, ni caídas considerables. A más largo plazo, los mercados deberían orientarse al alza a medida que la economía se normalice con la distribución de una vacuna y la adaptación a un nuevo Gobierno en EE. UU. Consideramos que los sectores cíclicos y orientados al valor que más perjudicados se han visto por los cierres provocados por la pandemia son los que mayor atractivo revisten. Si nos limitamos a analizar las valoraciones, cabría pensar que los títulos de tecnología están sobrecomprados y presentan el mayor riesgo de decepcionar a los inversores en 2021″.

Sobre las infraestructuras cotizadas, Nick Langley, gestor de ClearBridge Investments, gestora de inversión especializada en renta variable de Franklin Templeton, afirma que «observamos la aceleración de un gran número de proyectos de infraestructuras a medida que los Gobiernos buscan oportunidades para respaldar a las economías locales. En el seno del sector de infraestructuras, nos mostramos optimistas sobre el segmento de las empresas de suministros públicos de cara a 2021, dado que estas se han visto gravemente perjudicadas por la pandemia debido a su perfil, eminentemente orientado a los servicios. También creemos que el sector de transporte alberga oportunidades, en vista de que los Gobiernos están utilizando la nueva normalidad derivada de la pandemia para tratar de modificar los hábitos de los consumidores a la hora de viajar. Europa, por ejemplo, está promocionando 2021 como «el Año del Ferrocarril». Por último, la pandemia ha acelerado los planes para el despliegue de las infraestructuras de comunicaciones 5G».

Inversión sostenible y small caps

Centrándose en inversión sostenible y ESG,  Mary Jane McQuillen, gestora y directora de inversión ESG en ClearBridge Investments, gestora de inversión especializada en renta variable de Franklin Templeton, ha asegurado que «a nuestro juicio, la energía renovable se beneficiará de un crecimiento a largo plazo a medida que el mundo efectúe la transición hacia una economía con menores emisiones de carbono y en vista de que la energía solar y eólica han pasado a ser más competitivas en términos de costes que los combustibles fósiles. Los esfuerzos encaminados a reducir las emisiones e incrementar la eficiencia energética seguirán apuntalando el crecimiento de los vehículos eléctricos y de sus cambiantes cadenas de suministro. También monitorizamos las tecnologías más recientes —como el hidrógeno ecológico, las baterías de iones de litio y el almacenamiento y captura de carbono— conforme se desarrollan y, eventualmente, transforman el panorama de las energías renovables».

Finalmente, sobre small caps de Estados Unidos, Francis Gannon, co-Cio de Royce Investment Partners, gestora de inversión especializada en Small Caps estadounidenses de Franklin Templeton, sentencia que «los títulos estadounidenses de pequeña capitalización firmaron su mejor mes en la historia del índice Russell 2000. Si bien la evolución durante un mes no constituye una tendencia, la rotación tanto hacia los valores de pequeña capitalización como hacia los de estilo «valor» parece reflejar la incipiente transición hacia una amplia recuperación económica basada en la premisa de la distribución de una vacuna y de la consiguiente reapertura generalizada de las economías. Cabría esperar que la rotación de noviembre continúe, si bien también prevemos volatilidad y consolidación. Seguimos centrándonos en las oportunidades concretas a nuestra disposición y tratamos de identificar empresas que parecen baratas y, por ende, atractivas y que tienen capacidad para crecer en una economía en vías de mejora. Podemos encontrar algunos ejemplos en sectores de mercados finales cíclicos o en títulos de consumo que se verían inmediatamente beneficiados por una vacuna y un regreso a la normalidad».